El desafío de los emprendedores colombianos

El desafío de los emprendedores colombianos

07 de junio de 2021

Colombia es una de las economías latinoamericanas que ha gozado de óptimos indicadores de crecimiento en los últimos 20 años. Sin embargo, tanto la pandemia mundial como las recientes manifestaciones sociales han estancado la economía del país y puesto en riesgo la supervivencia de numerosas micro, pequeña y medianas empresas (mipymes).

Es vital proteger el tejido empresarial en el marco de un proceso de recuperación económica. Desde 2018, Graduar PYMES asesora a cuatro instituciones financieras colombianas en el desarrollo de una oferta de servicios que sea especializada y adaptada a las necesidades de las mipymes. En la actualidad, el proyecto ya suma una quinta institución financiera, Fundación Amanecer, en aras de reforzar su oferta de servicios financieros y de asesoramiento a los emprendedores.

Capacitaciones para emprendedores e instituciones financieras

Asimismo, DID estrena este mes una nueva plataforma de capacitación híbrida que facilitará la transferencia de conocimientos y que va dirigida tanto a las personas emprendedoras como a las instituciones financieras que apoyan a las micro y pequeñas empresas en crecimiento. De igual manera, DID firmó un acuerdo de colaboración con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia para apuntalar el Programa de Crecimiento Empresarial para la Formalización - CREEce, el cual forma parte de una iniciativa nacional de reactivación económica.

Un respaldo a los emprendedores en tiempos de pandemia

En una reciente evaluación del impacto del proyecto Graduar PYMES, se constató que el 78 % de las personas emprendedoras entrevistadas indicó haber conseguido superar la crisis de la COVID-19 gracias al apoyo de la institución financiera respaldada por DID. Las empresas asesoradas pudieron proseguir sus actividades pese a la crisis, mantener empleos e incluso gozar de ciertas oportunidades de mercado.

“Como empresa, no es fácil superar una pandemia, pero tampoco lo es tirar la toalla sin haberlo dado todo antes. Luchamos no solo para dinamizar la economía de nuestra región, sino también para representar a nuestro sector con mucho orgullo y pasión a nivel mundial”, sostiene José Alejandro García Castaño, presidente ejecutivo de SENTAL, una pequeña empresa alimentaria con sede en Manizales que ofrece productos a base de frutas. SENTAL cuenta con una plantilla de 12 personas, de las cuales la mitad son mujeres.

“A fines de 2020, solicité un crédito a muchas entidades para poder formalizar mi empresa. Afortunadamente, encontré muchas facilidades con Finanfuturo, así como un seguimiento increíble y eficaz de parte de todos sus asistentes. Conseguí desarrollar y registrar la identidad de mi marca, comprar grandes cantidades de embalajes para abaratar costos y sobre todo tener acceso a fórmulas de producto exclusivas en un laboratorio que cumple con todas las normas de calidad”, señala Vanessa Castillo, propietaria de Tancanela, una empresa de Manizales que ofrece productos cosméticos naturales y respetuosos con el medio ambiente. En la actualidad, esta empresa dispone de una plantilla de 13 personas, todas mujeres.